• Cuidado de mayores en Valencia

    Personas mayores, dependientes o enfermos que se encuentren en centros u hospitales

  • Asistencia a domicilio para cuidado de enfermos o dependientes

    Confíe en nuestro equipo y su familiar estará en buenas manos: en su propio domicilio

  • Servicio asistencial 24 horas todos los días del año

    Estamos a su disposición para ayudarle y facilitarle la vida, contacte con nosotros

Cuidado de mayores en Valencia

Rss

Detectores de humo y gases para dependientes

Detectores de humo y gases para dependientes

Detectores de humo y gases para dependientes
Las personas con las facultades cognitivas disminuidas, y/o con poca o nula movilidad, deben estar a salvo de diferentes peligros que pueden acechar en el propio hogar. Entre ellos están los incendios. A veces, las personas dependientes se hallan postradas en camas, sillas de ruedas o sillones, sin posibilidad de hablar o comunicarse. En ciertas ocasiones, su estado ni siquiera les permite sentir la presencia de humos o gases. Para evitar dicha situación se realiza instalación de detectores de humo y gases, dispositivos que servirán para impedir que una pequeña incidencia se convierta en una situación de extrema gravedad.

Los detectores de humo normalmente se incorporan al techo. Son discretos y no desentonan con la decoración circundante. Lo importante, es que sus sensores dan la voz de alarma cuando así se necesita. El personal encargado de la atención a los dependientes, acudirá de inmediato en caso de que se dispare la alarma. Es muy importante que también los familiares conozcan el funcionamiento de estos dispositivos, para así poder acudir cuantos antes cuando avisan. Existen detectores específicos de humos, así como también de gases. Los detectores de gases evitan auténticas tragedias, pues es habitual que personas de edad avanzada, accionen los mandos de la cocina o estufa a gas, sin tener en cuenta su peligrosidad.

Cualquier aparato dedicado a la mejora de calidad de vidad de las personas mayores, así como los que evitan las incidencias anteriormente mencionadas, tendrán que ser instalados por profesionales para que cumplan con todas sus características.

Los detectores de humo y gases son solo algunas de las posibilidad en cuanto a artículos para dependientes. También pueden conseguirse detectores de caídas, una opción que evitará situaciones indeseables por caídas. Estas resultarán más peligrosas y desagradables para quienes las sufren, si la persona accidentada no es atendida de inmediato y no pude incorporarse por sus propios medios.
¿Qué es un detector de caídas?

¿Qué es un detector de caídas?

¿Qué es un detector de caídas?
Los ancianos, enfermos y cualquier persona con problemas de movilidad y/o deterioro cognitivo, deben estar atendidos en todos los aspectos. Uno de los más importantes es la integridad física, debiéndose evitar en todo momento caídas y otras situaciones comprometidas para la salud. Los familiares pueden preguntar a los profesionales qué es un detector de caídas. Los tropezones y caídas son frecuentes en las personas mayores, ya sea por su falta de movilidad o por otras circunstancias. Las caídas se producen en personas que suelen realizar algunas actividades por su cuenta: ir al baño, pasear por la casa...

El problema surge cuando los pacientes están solos y se produce una caída. En muchos casos, una vez en el suelo los ancianos o enfermos no pueden levantarse, necesitando ayuda extra. Sin embargo, si la persona a su cuidado o el familiar están en otra zona de la casa o en otro lugar, no se enterarán de la caída, haciendo que el sufrimiento del enfermo se vea multiplicado. Los detectores de caídas son dispositivos que se llevan acoplados a determinadas partes del cuerpo. No molestan ni se notan, pues pueden ir por debajo de la ropa. La principal característica de los detectores de caídas es el acelerómetro, que informa sobre bruscos cambios en la velocidad. Cuando alguien cae al suelo, el acelerómetro avisa mediante el sistema elegido, normalmente un sonido de alarma o luz. De este modo, la persona a cargo del paciente acudirá inmediatamente para resolver la situación.

Los ancianos y enfermos también pueden disfrutar de otros aparatos, sistemas específicos para personas con las facultades físicas o mentales mermadas. Los detectores de gases o humo, por ejemplo, son de gran utilidad para evitar incendios y muertes por inhalación de gases tóxicos.

En cuanto a pacientes encamados, estos deben disponer de colchones de presión alterna o colchones antiescaras, productos específicos para pacientes con posibilidad de sufrir úlceras por presión.
Cómo evitar las úlceras en dependientes

Cómo evitar las úlceras en dependientes

Cómo evitar las úlceras en dependientes
Los enfermos y mayores que se hallan encamados tienen mayores probabilidades de padecer UPP o úlceras por presión. Se trata de lesiones cuyo origen es isquémico, o sea, se producen por una deficiente irrigación sanguínea de determinada zona del cuerpo.

Las zonas sensibles en este aspecto, como la zona sacra o los glúteos, o el general todas las zonas que reposen mucho tiempo sobre colchones o sofás, deben ser tenidas en cuenta y tratadas para prevenir los problemas. Los profesionales de los cuidados a dependientes, distinguen cuatro diferentes estadios en cuanto a la gravedad de estas lesiones. El estadio I correspondería a úlceras por presión que aparecen solo como un no blanqueamiento de la piel cuando se presiona.

Con el estadio II comienza a aparecer las primeras lesiones a la vista, en forma de abrasiones. La epidermis se ve afectada.

El estadio III engloba a úlceras en la que se observa pérdida de espesor de la piel, llegando a afectar a zonas adyacentes.

El estadio IV supone la fase más grave, en la cual la pérdida de grosor de la piel ha llegado a afectar al músculo, pudiendo aparecer el hueso.

Muchos familiares se preguntan cómo evitar las úlceras por presión. A pesar de que los profesionales se encarguen de realizar todos los trabajos indicados, no esta de más que los allegados a los pacientes, conozcan algunas consideraciones.

Uno de los aspectos a tener en cuenta es el del material; las camas especiales antiescaras suponen una opción deseable para evitar las UPP, camas que pueden ser de muchos tipos y de cuyas características el informan los especialistas. También hay que guardar los debidos cuidados respecto a la higiene y el secado. Que la piel potencialmente enferma se mantenga limpia y seca es fundamental para evitar las úlceras por presión y la gravedad de sus consecuencias.
ATENDER A PERSONAS MAYORES Y ANCIANOS

ATENDER A PERSONAS MAYORES Y ANCIANOS

En nuestra sociedad existen muchos mitos relacionados con las personas mayores y determinadas connotaciones negativas hacia ellas, que una persona llegue a la vejez no significa que no pueda realizar actividades, disfrutar y divertirse.

Profesionales en geriatría consideran que el hecho de que una persona mayor esté activa y se encuentre bien consigo misma, está relacionado con su salud y su estado de ánimo.

Para romper los tabús que hay referentes a las personas mayores, todas las personas y especialmente sus familiares deberían atender a estas cuestiones relacionadas con la asistencia y el cuidado a estas personas.

Según los expertos hay que prevenir el deterioro y potenciar el envejecimiento activo, es decir, participar en distintas actividades, salir a dar paseos con más gente, acudir a asociaciones y centros de mayores.

También es bueno adquirir nuevos hábitos como ir a un curso de idiomas o de informática, acostumbrarse a caminar cada día o a realizar cualquier actividad con la que la persona mayor se sienta bien. Además nunca es tarde para aprender cosas nuevas o recuperar viejas aficiones, como coser, dibujar o bailar.

No hay que olvidar que aunque una persona sea mayor puede tomar decisiones ya que además tiene mucha más experiencia que otros para hacerlo, en ese sentido hay que dejarles cierta libertad si quieres elegir donde ir a comprar o que ropa comprarse.

Otro tabú es el de dirigirse hacia los más mayores como si fueran niños, si que hay que tratarles con cierta delicadeza y cariño, pero si no sufren ninguna enfermedad ni demencia no hay que hablarles como si fueran niños, porque esto puede contribuir a que se sientan desplazados o despreciados.

Asimismo es necesario romper la visión de que las personas mayores son seres asexuales, pese a su edad es bueno que se expresen, hablar de sexo y que se sientan bien en su entorno.

Tratar con personas mayores es sencillo, solamente hay que acostumbrarse y no olvidar valores que se tienen con cualquier otro, como ser respetuoso, amable, tener algún gesto afectuoso o una mirada tierna.

Safe Creative #1510130201028

AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Psicólogos en Zaragoza




Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información